LOS NIÑOS… y la ciencia

por Enrique García y García
1 noviembre, 2020

LOS NIÑOS… y la ciencia.

 

Es indudable que la información genética que se trasmite de padres a hijos incluye características anatómicas pero también temperamentos y hábitos propias del intelecto. Sin embargo, esto último se puede estimular  a través de experiencias que se viven desde los primeros años de vida de los niños y es natural que aprendan lo que los mayores hacen o quieran que aprendan, por ejemplo, si los papás son deportistas es lógico es que a los pequeños se les despierte el gusto por hacer ejercicio.

 

En el desarrollo integral de los niños hay algunas capacidades que se pueden despertar con el simple hecho de darles elementos para que su imaginación “vuele” para expresar sus sentimientos y estados de ánimo, y una de ellas es el Arte, tema de las Glosas1 próximas anteriores, pero hay otros aspectos que son más difíciles de avivar, pero no por ello imposibles de lograrlo.

 

En términos generales, hay algunas actividades que no son comunes y por ello la exposición a ellas es reducida como lo es la música, la literatura y la ciencia. Para el caso de la ciencia la situación es más complicada pues existen fuertes prejuicios de maestros y padres de familia relacionados con la capacidad genérica para aprender esos conceptos. Es común que en las escuelas se dé más atención a los niños varones para que aprendan matemáticas porque se aduce que ellas tienen menor capacidad, cuando está totalmente documentada la igualdad de aprendizaje entre los alumnos; vaya falacia.

 

Lo que se piensa de las matemáticas es similar a otras ciencias como física, química o biología, pero en menor grado porque las matemáticas requieren una mayor abstracción, similar a la filosofía, mientras que las otras permiten contacto con la materia tangible. No obstante, es necesario impulsar su aprendizaje pues son una herramienta para comprender y describir diferentes procesos que suceden en la naturaleza, y para usarse en la vida diaria para cuantificar y medir muchas cosas; hay que recordar que también sirven para pensar ordenadamente, tal y como se decía en otro escrito2 sobre Lógica Matemática.

 

En su sentido más amplio, el fomento de la ciencia en los niños es importante porque permite incrementar en ellos su curiosidad innata que aparece desde los primeros años cuando observan insectos, plantas y demás cosas que ven en su alrededor, y  a partir de esa temprana edad se inicia el proceso elemental del “método científico” que es la observación; cabe decirse que niños y niñas son científicos por naturaleza.

Después se preguntarán el porqué de muchas cosas y fenómenos, y es allí donde se les debe animar a experimentar para sacar sus propias conclusiones sobre las causas y efectos de lo que ven. Así, se desarrolla un pensamiento analítico para hacerse las preguntas necesarias para tomar buenas decisiones propias de su edad y más adelante en su vida adulta.

 

El fomento hacia la ciencia no debe ser privativo de las escuelas y se puede hacer también desde la casa y más aún en esta época de encierro donde los pequeños están con una mayor disposición para aprender cosas diferentes a las que se les enseña en las clases virtuales. Eh aquí cómo una amenaza se puede convertir en una oportunidad si se dan los pasos adecuados.

 

Es importante el aprovechar el interés natural que tengan en algo para ampliarlo y les será más fácil seguir alguna actividad relacionada. Por otro lado, es necesario que se les transmita que la ciencia puede ser divertida y así, jugando, aprenderán cosas sin el menor esfuerzo y ya después, ese aprendizaje lo relacionarán cuando tengan que analizar algún fenómeno y no habrá duda pues tienen una memoria fantástica que los adultos envidiamos.

 

Las visitas a los museos dedicados a la ciencia son una oportunidad para que descubran nuevas cosas y además que vean que hay otros chicos que tienen sus mismos intereses. Otros elementos que se suman a lo ya señalado son el poner a su alcance libros sobre temas científico que podrán ser leídos por los papás y, en su caso, los mismos niños pasarán las hojas para adentrarse en ese mundo y a su propio ritmo; un apoyo adicional es el que vean los videos que existen en internet, pero con la debida guía.

 

La ciencia es afín a los niños y sólo basta empezar para corroborarlo; no dudes que habrá éxito. Me consta.

 

Anímense que ellos ya los esperan.

 

 

1 LOS NIÑOS… y el arte. Glosas. E. García y G. Octubre de 2020. México.

https://glosas.com.mx/2020/10/los-ninos-y-el-arte/

2 LÓGICA SANITARIA… lógica. Glosas. E. García y G. Mayo de 2020. México.

https://glosas.com.mx/2020/05/logica-sanitaria-logica/

 

 

2 de noviembre del 2020

    5 comentarios

  • film 2 diciembre, 2020
    Reply

    A round of applause for your blog article. Thanks Again. Awesome. Elberta Ric Louisette

  • film 5 diciembre, 2020
    Reply

    Thanks-a-mundo for the article. Much thanks again. Much obliged. Kaycee Saxe Antipas

  • Deja un comentario