SANTA LUCÍA… ¿tierra de mamuts?

por Enrique García y García
14 junio, 2020

SANTA LUCÍA… ¿tierra de mamuts?

La congestión de fuentes de trabajo bien remuneradas, hospitales de buena calidad, museos al por mayor e importantes, universidades de clase mundial, la sede de los poderes de la Unión y secretarías de estado, y otras características, hacen que la Ciudad de México sea el centro de la actividad, y también de los grandes problemas que aquejan al País.

Durante la campaña presidencial próxima anterior, que lamentablemente aún continúa, se ofrecía una desconcentración de las dependencias directas del Ejecutivo Federal, pero nada ocurrió y quedaron en simples anzuelos para sumar votos electorales. La idea no era mala pues sigue siendo una de las premisas de aplicación paulatina que dará frutos a mediano plazo para tener una cuidad saludable.

Durante ese tiempo y para colectar votos, no se dijo una sola palabra sobre la suspensión de la obra del aeropuerto en Texcoco, NAICM. Cabe la aclaración que el que esto relata, señalaba en Glosas1 publicadas en Excélsior durante el segundo año de gobierno del sexenio anterior, la inconveniencia de construir un aeropuerto en ese sitio pues daría más facilidades a nuevas actividades y por ende, agravaría el problema.

Sin embargo, la obra arrancó y se anunció con bombo y platillo, como “la obra” de ese período presidencial lo que significaría más aglutinamiento para la Ciudad. Pero bueno, se inició con inversión millonaria de capital público y privado, pero al entrar el nuevo Gobierno, el proyecto se canceló a pesar del costo que ello implicaba y el rechazo generalizado de la sociedad civil, excluyendo a los partidos políticos guardaron un cómplice silencio.

Con una inusitada rapidez, obviando trámites de licitación mercantiles y ambientales se identificó otro sitio, el cual, a decir de las autoridades internacionales en aeronáutica, la ubicación era altamente inconveniente pero el Ejecutivo ya había decidido: Santa Lucía.

Es de señalar que en el s. XVI, la Orden Jesuita había establecido allí una hacienda con el mismo nombre y que controlaba seis más; de acuerdo a una investigación2 formal de la Hacienda se señala que el objetivo se desarrollaba en tres ejes sobre los que trabajó la Orden al llegar a nuestro País: religioso, educativo y económico; esto marca la gran diferencia con las otras Órdenes religiosas que arribaron durante esos años.

En el primer aspecto su misión era evangelizar en la Religión Católica, en el segundo renglón mencionado tenían como meta el educar, tanto a indígenas como a mestizos reconociendo a los primeros su dignidad per se, y en tercer término enseñaban a los pobladores de la zona a trabajar las tierras de una manera profesional. Realmente admirable su encomienda, y muy diferente a la de las otras Órdenes.

En la tesis ya aludida se dice que después de la importante y productiva actividad agropecuaria hasta 1767, año en que la Orden fue expulsada de la Nueva España, se dio lugar la venta de sus propiedades a particulares con las previsibles y nefastas consecuencias económicas. Después, los nuevos dueños las subdividieron y vendieron a otros, y así hasta que llegó la puntilla para Santa Lucía en el s. XX, cuando se expropiaron la mayoría los predios para darlos a ejidos constituidos a modo, como consecuencia de la infortunada Reforma Agraria que acabó con la bonanza agrícola en todo el País. La Hacienda y sus colaterales quedaron casi en el abandono total.

La Hacienda en comento se conservó como propiedad privada y se permitía su visita dado su enorme valor arquitectónico, que dicho sea de paso, era el objetivo primario de la Tesis. Posteriormente, en 1997 el Gobierno Federal la compró y cedió a la Fuerza Aérea para establecer un aeropuerto militar.

Lo que poco se sabe de ella es su pasado lejano. Pues bien, en una reciente nota3 periodística se dio a conocer el hallazgo de osamentas de animales que vivieron hace 25 mil años; encontraron restos de aproximadamente 60 mamuts, 6 camellos, algunos bisontes, aves e incluso peces. Increíble. Lo anterior podría dar origen a un interesantísimo trabajo de investigación arqueológica, pero habría que hacérselo notar al Gobierno Federal para ver si hay un dejo de interés. Hay hermetismo total sobre el hecho porque cuestionaría lo idóneo del sitio desde otro ángulo muy desdeñado por las autoridades en turno: el cultural.

Santa Lucía… también tierra de mamuts.

1 TEXCOCO… sigue la conquista. Glosas. E. García y G. Julio 2014. México. https://glosas.com.mx/2014/07/texcocosigue-la-conquista/
2 “La Hacienda de Santa Lucía: algunas consideraciones sobre su arquitectura” Tesis UNAM. R.M. García y G. Octubre 1981. México. http://132.248.9.195/pmig2019/0024378/Index.html
3 “Hallazgo de 60 mamuts en Santa Lucía…” Revista Proceso. Mayo 2020. México. https://www.jornada.com.mx/ultimas/cultura/2020/05/27/hallazgo-de-60-mamuts-hara-cambiar-la-trayectoria-de-la-obra-en-santa-lucia-7950.html

14 de junio de 2020